Sobre mi

Kármin

Karmín

Hace más de once años que conocí la Danza Oriental porque me fascinaba bailar, y la verdad es que me queda encantada.

Al bailar se desprende sensualidad y magnetismo hacia uno mismo y a los demás, se suelta la feminidad de cada una y la elegancia.

Mi nombre es Carmen Chica y me puse el nombre de Kármin porque cuando bailo me transformo en mi otro yo, en mi yo verdadero, ese que permanece escondido y solo sale através de mi cuerpo y mis movimientos cuando escucha la música.

La danza era algo nuevo para mí. Decidí profundizar y aprender cada vez más para perfeccionar mi técnica. Hice cursos con grandes maestros de España como Samara Hayat, Munique Neith y Álika, que fue mi maestra y formadora principal.

También he impartido talleres de la mano de Amir Thaleb, Bozenka (coreógrafa de Shakira) y Jillina (bellydance superstar).

Complete mi formación viajando a Egipto para conocer su cultura y sus raíces y codearme con maestros internacionales como Raquia Hassan o Randa Kamel. Sin duda toda una experiencia que me gustaría repetir.

El destino me trajo a un pueblo de la provincia de mi tierra (Jaén) y es allí donde sigo formándome y dando clases de danza oriental a todas las mujeres que quieran conocer este arte milenario.

Cuando me subí a un escenario por vez primera sentí como la magia de la daza recorría todo mi cuerpo y pensé que como experiencia, toda mujer debería sentirla alguna vez en su vida. Así fue como decidí hacerme profesora titulada.

Ahora imparto clases a mujeres de todas las edades y la vedad es que estoy maravillada con todas ellas. Son geniales.

También he actuado en diferentes espectáculos de Danza Oriental dentro de la provincia con grandes éxitos y formé mi propia muestra de alumnas en el año 2008 para que todas ellas pudieran disfrutar en un escenario y transformarse por unos minutos en lo que son, en grandes Diosas.

Desde mi experiencia animo a todas las mujeres a que dancen y equilibren su estado físico, emocional y espiritual. Mi reciente maternidad me ha enseñado a darme cuenta de los verdaderos valores de la vida y he aprendido como quererse a uno mismo y a los demás.

La Danza Oriental es la terapia que toda mujer debería practicar.

Si deseas que Kármin baile en un evento o espectáculo, o si prefieres que imparta clases regulares o talleres en tu locadidad ponte en contacto con ella. contacto

 
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies